Chichero invisible

El cruce entre la marranada y la elegancia es algo muy difícil de encontrar (en la vida y en el porno). Por eso el siguiente video se ha convertido en uno de mis favoritos: las caritas de placer que hace Ashley Adams, sumadas a su atuendo tan fino como cochino y lo tranquila que se ve montando, demuestran que no hace falta sobreactuar para dejar clarísimo a sus compañeras de profesión lo divertido que puede ser ganarse la vida encima de una verga.

“Ashley Adams Blacked”


Ufffffftaquéricaschichitasysuscaritaswe.